Auto percepción del cuerpo y amor propio

“Estás mas flaca”; “Puede ser que estés un poquito mas gorda”; “A ver lo que importa es la salud, quizá por eso tendrías que comer menos”

Opinar sin consentimiento del cuerpo de otra persona, es violencia.

En el último tiempo, y desde mi punto de vista bienvenido sea, se generó mayor visibilidad y difusión respecto al amor propio, el auto amor y el auto cuidado. Me parece sumamente constructivo, que podamos posicionarnos en un lugar asertivo en donde nos pongamos como protagonistas de nuestras vidas, registrando como nos dirigimos y percibimos a nosotros/as misma/os.

Una vez una consultante me pregunto sobre que pensaba yo del amor propio, porque ella estaba muy angustiada en una puja por querer modificar un aspecto de su cuerpo y sentirse culpable por no aceptarse tal cual es. A lo que yo le contesté, que si quería transformar algo de su cuerpo o vida, era completamente válido.

La cuestión no radica en querer transformar o trabajar un aspecto de nosotras sino de que manera lo hacemos y sobre todo por quién lo hacemos, por nosotras o por los demás.

¿Es la mirada del otro lo que me impulsa a cambiar?

Si te propones objetivos inalcanzables, o retos que no tienen que ver con tu estilo de vida, si no tienes en cuenta el contexto, tu energía en ese momento, como está repartida, si no registras como estás emocionalmente, no estas siendo respetuosa contigo misma y el método de transformación se torna auto-exigente y angustiante.

No es lo mismo plantearse “Me gustaría comenzar a hacer mas deporte y comer mas saludable, voy a organizar mis tiempos y cuando este con más disponibilidad voy a comenzar” a decirse “Estoy gorda, necesito ya dejar de comer, empezar a hacer deporte, soy horrible, que estoy esperando para empezar”. Lo importante no es el resultado, lo importante es disfrutar del proceso, y en el mismo aprender, a tratarnos bien, a ser buenas y buenos con nosotras y nosotros mismos, la clave para el amor propio está ahí y no en aceptar todo tal cual somos sin más.

Son muchos los factores que influyen en nuestra autopercepción, uno de los factores más importantes son todos los patrones y estereotipos que tenemos introyectados como “modelos a seguir” o lo que “está bien” propuesto por los medios de comunicación y por lo no dicho. Si digo por lo no dicho, porque hay ciertos temas de los cuales no se hablan, y las cosas que no se nombran no existen.

Los medios nos generan una necesidad de pertenecer a distintos patrones irreales masivos, lo que nos genera angustia, porque posiblemente no lleguemos a alcanzarlos nunca, y luego nos venden una solución para esa angustia, traducida, en cremas, tratamientos, consumo, si, evidentemente es un negocio la hegemonía de los cuerpos.

Hoy en día, existen muchísimos medios y cuentas para seguir que comparten contenido real, constructivo, que invita a la relfexión y a deconstruir todos estos mandatos que nada tienen que ver con nosotras/os mismas/os. Las invito a que hagan una revisión de que medios están consumiendo, de que cuentas siguen en las redes sociales, y hagan un cambio, una limpieza de aquellas cuentas que no te suman, que te angustian o que te obsesionan en historias que no tienen que ver con tu vida. Realmente parece algo pequeño, pero es el comienzo de algo muy grande.

Les dejo el link de mi último post en Instagram sobre Autoestima, en donde amplio más sobre este tema:

https://www.instagram.com/p/CFPYjIoJ6o0/?igshid=826kkjyjhuri

Los invito a que comenten con sus reflexiones, experiencias personales o que me dejen cualquier consulta que tengan.

2 comentarios en “Auto percepción del cuerpo y amor propio”

  1. Muchas gracias por esta publicación, de corazón. Me hace bien pensar en estas cuestiones y repensar cómo me posiciono frente a mí cuerpo hoy en día. Tu contenido siempre es como una caricia, gracias!

    1. Que lindas palabras Casandra! Me alegra muchísimo que les sirva el contenido. Es muy importante reflexionar sobre aquellas cuestiones que nos preocupan, y empezar a ocuparnos de ellas! Te mando un abrazo grande! Juli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *